viernes, 8 de junio de 2012

Camilo


1 comentario:

Pablo Zambrano dijo...

este niño ha convertido las flatulencias en todo un lenguaje